“El libro más antiguo de todos es la tierra, donde están escritos los movimientos del tiempo y del viento, el canto de los árboles, los decires de las estrellas y del agua; donde están escritos los caminos de la lluvias y de las semillas, las voces de los pájaros y de los pueblos, las montañas indomables y las tierras cultivadas. Leer la tierra, caminarla, recorrerla, y conocerla es la mejor manera de amarla y de aprender a respetarla”.

Alfredo Mirés

Biblioteca Rural interactiva de Boyacá