Buscar


Detalle del Archivo

MEMORIAS DEL TALLER GENERACIÓN DE EMPLEO

El gran pintor Henry Matisse murió a la edad de los 86 años. En los últimos años de su vida, la artritis encogió y deformó sus manos así que era tremendamente doloroso para él tener el pincel en sus manos. Alguien le preguntó por qué seguía pintando si le causaba tanto dolor. El respondió: “El dolor pasa, la belleza permanece”.

Dolor y belleza. Tal vez dos elementos que pueden evocar a la persona que trabaja con el sudor de la frente y la belleza del producto de su trabajo.
Subido por:
Categoria: Libros y Revistas
Fecha: 2016-05-08 12:34:52