Buscar


Detalle del Archivo

QUE DIOS TE PERDONE PORQUE YO... ¡ JAMÁS

Regresó del colegio. Cuando entró en la casa, Juanito se dio cuenta de que su papá estaba disgustado con él. “Juanito, ¿por qué le dijiste bruja a tu hermana? Ve y dile que lo sientes”. El niño fue donde la hermanita y le dijo: “Martica, siento mucho que seas una bruja”. Esta historia no termina ahí y en alguna página más adelante te encontrarás con el final, pero por lo pronto te ayuda a entender que el perdón y la reconciliación son, por una parte, una tarea de la vida diaria, pero que, por la otra, no siempre son fáciles, aunque sean anhelados. Don Pedro y su hijo Paco se peleaban mucho. Un día el hijo se fue de la casa. Don Pedro quedó muy triste, pues no sabía dónde estaba su hijo. Entonces decidió poner en el periódico un aviso que decía: “Paco, te espero el martes frente a la torre de la plaza a las tres de la tarde. Todo está perdonado. Volvemos a empezar a vivir”. El martes a las tres de la tarde se reunieron frente a la torre de la plaza por lo menos cincuenta personas. Todos se llamaban Paco y todos querían reconciliarse con su papá.
Subido por: administrador
Categoria: Libros y Revistas
Fecha: 2016-05-10 14:19:04